Una piel bella y radiante para el año 2019

A todas nos gusta lucir una piel bella y radiante y es uno de nuestros propósitos para este año 2019. Lo primero  es  mantener muy limpia nuestra piel. Este es un hábito primordial para  una piel bella y radiante  y no requiere de grandes gastos. Solo necesitamos  agua, un jabón muy suave, neutro y será mejor si tenemos al alcance un producto natural como la miel. El secreto para mantener una piel joven es ser constante en las rutinas diarias de belleza .

Una piel bella y radiante para el año 2019

Para una piel bella y radiante, los pasos de nuestra rutina de belleza son muy simples, limpieza,  tonificar, exfoliar e hidratar.
La limpieza del rostro no es completa si no aplicamos un tónico que complementa la limpieza y repone el pH de la piel.  Algunas de
nosotras olvidamos lo importante que es tonificar el rostro.

Como hacían nuestras abuelas. nosotras podemos  encontrar en nuestra cocina los ingredientes para hacer  mascarillas faciales.  Las mascarillas faciales son imprescindibles para  una piel bella y radiante.

Recetas de nuestras abuelas para una piel bella y radiante

Para mantener nuestra piel del rostro bien hidratada podemos vamos a mezclar  una cucharada de miel con media cucharada de aceite de oliva.  La aplicamos sobre el rostro y la dejamos por 10 minutos. Luego enjuagamos bien con agua al tiempo. Esta mascarilla la podemos hacer dos veces por semana y así mantendremos nuestro cutis suave e hidratado.
Nuestras abuelas sabían muy bien como mantener la piel del rostro firme. Usaban una toalla pequeña que introducían en agua muy helada y que aplicaban por algunos segundos sobre el rostro. Repetían este procedimiento tres veces seguidas y luego secaban la cara  dando pequeños golpes sobre el rostro. El efecto es un rostro resplandeciente.

Antioxidantes para una piel bella y radiante

Una piel bella y radiante se logra además de una rutina diaria de belleza con una alimentación equilibrada, rica en alimentos que contengan
antioxidantes. Sabemos que los antioxidantes frenan el envejecimiento celular. Y nada más fácil que incluirlos en nuestra dieta diaria.

Estos son los antioxidantes que podemos encontrar en los alimentos: Vitaminas de los grupos A, C y E, Betacarotenos, Zinc Y selenio.

Los Betacarotenos los encontramos en las naranjas, zanahoria, mangos, calabaza, brócoli, boniato y calabacín.
La Luteína en los vegetales de hojas verdes.
El Licopeno en toronja rosada, sandía y tomates
El Selenio en los  cereales, leguminosas, pescado, pan integral y frutos secos
Vitamina A se encuentra  en la  leche, hígado, mantequilla y huevos
La Vitamina C en las papayas, fresas, naranjas y kiwi
Vitamina E en las nueces y semillas, espinaca y la col rizada
Y por supuesto el aceite de oliva que tiene propiedades antioxidantes y es rico en vitaminas K y E que previenen el envejecimiento prematuro de la piel.

Dormir para una piel bella y radiante

Para lucir una piel radiante tenemos que dormir. Para sentirse bien y lucir mejor tenemos que dormir bien.

La falta de sueño envejece e impide que el cuerpo tenga el tiempo necesario para recuperarse del ajetreo del día. El  sueño  es la mejor cura de belleza y de salud.
El hábito de dormir entre 7 y 8 horas al día, es excelente para lucir radiante y natural. Si  le agregamos los hábitos de beber 8 vasos de agua natural durante el día y de hacer ejercicio, no sólo nos veremos más bellas, sino que estaremos sana por dentro y por fuera.

Hacer ejercicio

Hablando de ejercicio, pocos hay tan saludables como caminar a paso ligero. El ejercicio aumenta el nivel de oxigenación, y el aporte de nutrientes a las células lo mismo que ayuda a la eliminación de toxinas. Libera tensiones, despeja la mente y relaja los músculos.
Podemos correr, , nadar, andar en bicicleta, bailar o  hacer aeróbicos.
Cuando hacemos ejercicio el cuerpo libera endorfinas, que son las responsables de causarnos esa sensación de bienestar y felicidad.
Ayuda a  combatir el estrés que perjudica la piel, a dormir y  a descansar mejor.
El ejercicio fortalece los músculos, los tonifica y aumenta la masa muscular.  Mantiene la piel más firme, lisa y elástica, combatiendo la pérdida de elasticidad y firmeza que conlleva la edad.

La risa  para una piel bella y radiante

Una buena carcajada moviliza una cantidad de músculos, desde la cara hasta el estómago.  Mucho más importante la risa , libera endorfinas, la
hormona del bienestar, y reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Por eso, nuestras abuelas decían que la risa embellece.

A los 70 y más lucir una piel bella y radiante  es simplemente adoptar buenos hábitos de vida sana y  seguir con constancia y disciplina nuestra rutina de belleza.

Un rostro luminoso después de los 60-70 y más

Para tener Un rostro luminoso después de los 60-70 y más, es necesario mantener la elasticidad de nuestra piel.  Ya todas sabemos que el Colágeno  con los años se va perdiendo.  Por eso nuestro cutis pasados los 60 años, se vuelve más seco y aparecen las marcas de expresión.

Un rostro luminoso despues de los 60-70 y mas

 Un rostro luminoso después de los 60-70 y más

Para mantener un rostro luminoso,  hay cinco cuidados básicos para el cutis que  tenemos  que hacer todos los días, y dos más que debemos hacer regularmente.

Protegerse del sol

Existe la creencia que debemos usar el protector solar cuando vamos a la playa o la piscina, ya que estamos tomando sol para broncearnos.

En realidad siempre estamos expuestas a los rayos ultravioleta, ya sea que salgamos a la calle o trabajemos en nuestro jardín. Esta exposición al sol acelera el envejecimiento de la piel. Debemos absolutamente siempre que salgamos de casa usar un protector solar

Quitarse el maquillaje

Cada noche hay que quitarnos  el maquillaje antes de ir a dormir.  Tenemos que usar una crema desmaquillante para quitarnos la base. Para quitarnos la máscara de las pestañas, el delineador y las sombras de los ojos, es necesario un producto especial para  esa área del rostro.

Esto la limpieza del rostro es primordial para que nuestra piel  respire bien. Así  no se obstruirán los poros y nuestra piel  no perderá  su luminosidad. Esto es un hábito igual al de lavarse los dientes.

Usar crema hidratante

Una vez con el cutis limpio sin una gota de maquillaje, antes de acostarnos, todas las noches, debemos usar una Crema hidratante.

Durante el día, si queremos mantener la piel hidratada usaremos una base de maquillaje hidratante.  Este tipo de maquillaje  dará un tono uniforme al rostro y lo protegerá. La constancia es el secreto para mantener  nuestro rostro bien hidratado.

Con la edad nuestra piel va perdiendo su elasticidad, es fundamental
hidratarla.

Exfoliar la piel

A los 60 años  o más, debemos exfoliar la piel.  Con la edad  nuestra piel va perdiendo la capacidad de generarse  y las  células muertas se acumulan, haciendo que el rostro pierda luminosidad. Esto es muy importante y  es uno de los  Consejos para un rostro luminoso después de los 60-70 y más.

Actualmente hay cantidad de exfoliantes en el mercado de los tratamientos de belleza.  También hay exfoliantes naturales que podemos encontrar  en nuestra propia cocina.

Así por ejemplo, podemos  mezclar un poco de sal gruesa marina con un poco de aceite de oliva.  También podemos mezclar un poco de miel con un poco de azúcar y obtener  un  exfoliador natural para el cutis.

un rostro luminoso después de los 60-70 y más

Esto lo puedemos hacer cada dos días, obteniendo excelentes resultados.

Aplicar una mascarilla

Esta rutina no estaría completa sin incluir una mascarilla. Después de la limpieza del cutis y de haber exfoliado la cara debemos aplicar una
mascarilla.  Junto con las cremas hidratantes de uso diario nos ayudara a que la piel luzca luminosa y rejuvenecida.

En los tratamientos actuales de belleza hay de toda clase y precios. También las podemos hacer  en nuestra casa con ingredientes naturales. Las mejores mascarillas caseras son las elaboradas con miel de abejas, aloe y yogur para revitalizar la piel. Otras solamente a base de la clara de huevo.

Todos  estos buenos hábitos no reducirán el número de años, pero nos harán vernos y sentirnos esplendorosas y hermosas a  nuestra edad.

Dedicando cada semana unos minutos para estos cuidados de belleza básicos   y siguiendo estos Consejos para un rostro luminoso después de los 60-70 y más lograremos un cutis radiante y fresco.