Una piel bella y radiante para el año 2019

A todas nos gusta lucir una piel bella y radiante y es uno de nuestros propósitos para este año 2019. Lo primero  es  mantener muy limpia nuestra piel. Este es un hábito primordial para  una piel bella y radiante  y no requiere de grandes gastos. Solo necesitamos  agua, un jabón muy suave, neutro y será mejor si tenemos al alcance un producto natural como la miel. El secreto para mantener una piel joven es ser constante en las rutinas diarias de belleza .

Una piel bella y radiante para el año 2019

Para una piel bella y radiante, los pasos de nuestra rutina de belleza son muy simples, limpieza,  tonificar, exfoliar e hidratar.
La limpieza del rostro no es completa si no aplicamos un tónico que complementa la limpieza y repone el pH de la piel.  Algunas de
nosotras olvidamos lo importante que es tonificar el rostro.

Como hacían nuestras abuelas. nosotras podemos  encontrar en nuestra cocina los ingredientes para hacer  mascarillas faciales.  Las mascarillas faciales son imprescindibles para  una piel bella y radiante.

Recetas de nuestras abuelas para una piel bella y radiante

Para mantener nuestra piel del rostro bien hidratada podemos vamos a mezclar  una cucharada de miel con media cucharada de aceite de oliva.  La aplicamos sobre el rostro y la dejamos por 10 minutos. Luego enjuagamos bien con agua al tiempo. Esta mascarilla la podemos hacer dos veces por semana y así mantendremos nuestro cutis suave e hidratado.
Nuestras abuelas sabían muy bien como mantener la piel del rostro firme. Usaban una toalla pequeña que introducían en agua muy helada y que aplicaban por algunos segundos sobre el rostro. Repetían este procedimiento tres veces seguidas y luego secaban la cara  dando pequeños golpes sobre el rostro. El efecto es un rostro resplandeciente.

Antioxidantes para una piel bella y radiante

Una piel bella y radiante se logra además de una rutina diaria de belleza con una alimentación equilibrada, rica en alimentos que contengan
antioxidantes. Sabemos que los antioxidantes frenan el envejecimiento celular. Y nada más fácil que incluirlos en nuestra dieta diaria.

Estos son los antioxidantes que podemos encontrar en los alimentos: Vitaminas de los grupos A, C y E, Betacarotenos, Zinc Y selenio.

Los Betacarotenos los encontramos en las naranjas, zanahoria, mangos, calabaza, brócoli, boniato y calabacín.
La Luteína en los vegetales de hojas verdes.
El Licopeno en toronja rosada, sandía y tomates
El Selenio en los  cereales, leguminosas, pescado, pan integral y frutos secos
Vitamina A se encuentra  en la  leche, hígado, mantequilla y huevos
La Vitamina C en las papayas, fresas, naranjas y kiwi
Vitamina E en las nueces y semillas, espinaca y la col rizada
Y por supuesto el aceite de oliva que tiene propiedades antioxidantes y es rico en vitaminas K y E que previenen el envejecimiento prematuro de la piel.

Dormir para una piel bella y radiante

Para lucir una piel radiante tenemos que dormir. Para sentirse bien y lucir mejor tenemos que dormir bien.

La falta de sueño envejece e impide que el cuerpo tenga el tiempo necesario para recuperarse del ajetreo del día. El  sueño  es la mejor cura de belleza y de salud.
El hábito de dormir entre 7 y 8 horas al día, es excelente para lucir radiante y natural. Si  le agregamos los hábitos de beber 8 vasos de agua natural durante el día y de hacer ejercicio, no sólo nos veremos más bellas, sino que estaremos sana por dentro y por fuera.

Hacer ejercicio

Hablando de ejercicio, pocos hay tan saludables como caminar a paso ligero. El ejercicio aumenta el nivel de oxigenación, y el aporte de nutrientes a las células lo mismo que ayuda a la eliminación de toxinas. Libera tensiones, despeja la mente y relaja los músculos.
Podemos correr, , nadar, andar en bicicleta, bailar o  hacer aeróbicos.
Cuando hacemos ejercicio el cuerpo libera endorfinas, que son las responsables de causarnos esa sensación de bienestar y felicidad.
Ayuda a  combatir el estrés que perjudica la piel, a dormir y  a descansar mejor.
El ejercicio fortalece los músculos, los tonifica y aumenta la masa muscular.  Mantiene la piel más firme, lisa y elástica, combatiendo la pérdida de elasticidad y firmeza que conlleva la edad.

La risa  para una piel bella y radiante

Una buena carcajada moviliza una cantidad de músculos, desde la cara hasta el estómago.  Mucho más importante la risa , libera endorfinas, la
hormona del bienestar, y reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Por eso, nuestras abuelas decían que la risa embellece.

A los 70 y más lucir una piel bella y radiante  es simplemente adoptar buenos hábitos de vida sana y  seguir con constancia y disciplina nuestra rutina de belleza.

La belleza de las piernas y las rodillas a los 70 y mas

La belleza de las piernas y las rodillas a partir de los 50, 60 y 70 años y mas es algo que inquieta a muchas mujeres de la edad madura. Todas
queremos a nuestra edad rodillas y piernas que luzcan bonitas por  consiguiente necesitamos darles los cuidados para su belleza.

La belleza de las piernas y las rodillas

Una alimentación adecuada y ejercicio son imprescindibles para tener unas piernas bien tonificadas y rodillas bonitas.
Un mal hábito alimenticio no solo favorece la aparición de celulitis, sino que también puede provocar sobrepeso.
Por esa razón  nuestra alimentación, debe ser equilibrada y rica en vitaminas A, C, D, calcio y ácidos grasos Omega-3. Además, debemos beber agua en  abundancia.
Por consiguiente,  para la belleza de las piernas y las rodillas  es necesario llevar una alimentación equilibrada y saludable.  Por ese motivo debemos olvidarnos de las comidas fritas y los azúcares refinados.

En nuestra alimentación debemos incluir alimentos que nos ayuden a eliminar líquidos acumulados para combatir la  celulitis o piel de naranja. Estos son  los alimentos ricos en antioxidantes,  en fibra y los que mejoran la circulación sanguínea.

Primero que nada hay que evitar las grasa saturadas, como los embutidos, quesos, mantequilla, y las carnes grasas…
Los azucares, como caramelos, sodas, galletas…
La sal que viene en platos preparados.
También hay que moderar el consumo de alcohol y tabaco.

Debemos beber mucha agua, durante y sobre todo fuera de las comidas: al menos 2 litros de agua. Ayuda a drenar el organismo

Los alimentos para  la belleza de las piernas y las rodillas

Una dieta equilibrada debe contener los alimentos con nutrientes que son los más adecuados e indispensables para nuestra salud.

Esto es clave para tener unas unas rodillas y piernas bonitas.

Vitamina E.

Este potente antioxidante contribuye a reducir el riesgo de trombosis.

Se encuentra sobre todo en los frutos oléaginosos (almendras, nueces…) los aceites vegetales (oliva, girasol, nuez).

 Flavonoides

Estas sustancias de la familia de los polifenoles combaten la inflamación, y refuerzan las paredes vasculares.

Se encuentran en: las uvas, moras,frambuesas, arándanos, las coles, el perejil, las espinacas, el brócoli y el té.

 El potasio.

Evita el almacenamiento de la sal y la hinchazón de los tejidos.

Se encuentra en: las almendras, las alcachofas, los espárragos, el plátano o bananos, las espinacas,el hígado de ave, el pomelo, el diente de león, las peras, los pistachos, las manzanas.

 La vitamina C.

Este antioxidante es fundamental para la fabricación del colágeno. Es indispensable para la unión de los tejidos. Se encuentra en: las frutas,
verduras frescas.

Es imprescindible que controlemos nuestro peso.

Cada kilo de más, ejerce aproximadamente cinco kilos extra de presión sobre la rótula al correr o bajar escaleras. Perder algunos kilos nos ayudará a no tener dolores de rodilla.

El ejercicio para  la belleza de las piernas y las rodillas

No es ningún secreto, con el ejercicio se fortalecen los músculos de las pantorrillas y se mejora la circulación sanguínea. Por lo tanto es
indispensable moverse. Hay que caminar al menos 30 minutos al día

Hay que elegir actividades de bajo impacto.

Las formas de ejercicio mas recomendadas para tonificar los músculos de las rodillas y las piernas son caminar, andar en bicicleta, correr o trotar, bailar, y nadar.

Estos ejercicios tonifican los músculos de las piernas y ayudan a que se estilice la figura.

Cuidados para la belleza de las piernas y las rodillas.

A diferencia de otras zonas del cuerpo, la piel de las rodillas es mucho más gruesa y en muchas ocasiones están demasiado rugosas y ásperas.

Otras veces puede que la piel de las rodillas se vea oscurecida, esté deshidratada o presente celulitis. Estos son los motivos por
los que muchas de nosotras evitamos mostrar las rodillas y las piernas .

Con estos pasos simples y fáciles podemos tener unas rodillas y piernas bonitas y envidiables.

Primer paso la exfoliación

Es importante exfoliarlas de forma periódica, como mínimo una vez a la semana, para eliminar todas las células muertas y conseguir que estén más suaves y bonitas.

Recetas para exfoliar las piernas y las rodillas

Podemos elaborar un exfoliante mezclando un poco de sal y aceite de oliva, o miel con azúcar. Así conseguiremos mantenerlas siempre perfectas.
Es muy importante darles una buena hidratación y si vemos que están un poco ásperas, entonces vamos a aplicar unas gotas de aceites de
almendras, de argán o de jojoba. También podemos aplicar una capa de miel sobre las rodillas que dejaremos actuar durante 30 minutos.

Recetas caseras para la belleza de las piernas y las rodillas

Para aclarar la piel de las rodillas

Limón: tiene propiedades blanqueadoras muy potentes.

Cortamos un limón por la mitad y lo frotamos sobre las rodillas haciendo movimientos circulares durante unos 5 minutos. Dejamos que se seque y lavamos las rodillas. Después de este tratamiento no debemos exponernos al sol ya que nos podrían salir manchas.

Bicarbonato de sodio

Exfolia y equilibra el tono de la piel. Mezclamos 2 cucharadas de bicarbonato de sodio con un poco de agua y extendemos la pasta en las rodillas.
. Dejamos reposar unos 5 minutos y lo  retiramos con agua tibia.

Avena y leche

Ideal para eliminar células muertas y aclarar manchas oscuras gracias al ácido láctico de la leche.

Mezclamos 2 cucharadas de copos de avena
molidos con 3 cucharadas de leche y exfoliamos las rodillas realizando un masaje circular y dejando actuar durante unos 5 minutos.
Después de estos tratamientos, es esencial que hidratemos las rodillas para evitar que se resequen o irriten.

Tener unas rodillas y piernas bonitas a los 70 y mas,  es posible.  Para la belleza de las piernas y de las rodillas solo tenemos que mantener  una buena alimentación, hacer  ejercicios y darles los cuidados de hidratacion que ellas necesitan.

El blog  de 70 y más participa  en el programa de afiliados  de Amazon y en algunos casos podría recibir una comisión por venta de productos.